Estatus Consultivo Especial ante el ECOSOC de la ONU
Organización acreditada en el registro de OSC de la OEA


E-mail:
apdh@apdh-argentina.org.ar
Tel: (05411) 4372-8594 / 4373-0397, Fax: (05411) 4814-3714
Av. Callao 569, 3er Cuerpo, 1er Piso - (1022) Buenos Aires, Argentina
 

   
English
      

Delegación Azul (Bs.As.)

       

azul@apdh-argentina.org.ar

 

 

 
   
  Inmediata libertad de Fernando Colombini, preso en Saladillo por autocultivar cannabis
Azul, 28 de Febrero de 2013

 

La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de la ciudad de Azul, APDH-Azul, delegación de la APDH-Argentina, organismo de derechos humanos de extensa trayectoria y prestigio, pide la inmediata libertad de Fernando Gabriel Colombini, preso ilegalmente por tener en el fondo de su casa plantas de cannabis (marihuana en el lenguaje popular) para su uso personal y el cierre de la causa judicial.

Colombini, 25 años de edad, trabajador de la construcción, tenía en el fondo de su casa en la ciudad de Saladillo 8 plantas de cannabis y el pasado jueves, con una orden del juez de la ciudad de La Plata y con la intervención del fiscal Dr. Alberto Sarramone, de la Fiscalía Nº2, fue allanada su casa.

Allí encontraron las 8 plantas, que fueron divididas en gajos y contabilizadas como 18, número que figura ahora en la causa judicial. Fernando fue arrestado por la policía y ahora está preso en la comisaría de Saladillo. La causa está caratulada como "Plantación de marihuana para futura elaboración de estupefacientes" y esa carátula nos llena de espanto y nos hace retroceder a épocas pasadas a las que nadie quiere volver.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación ha dictado en fallos como el caso Arriola –idéntico al caso de Fernando Colombini- que por tenencia para consumo personal de las llamadas drogas, prevalece lo que dicta la Constitución Nacional en su artículo 19, cuando afirma que las acciones privadas de los hombres y mujeres que no ofendan a nadie, quedan exentos de magistrados y funcionarios del Estado. Y acá vemos que el joven trabajador detenido por poseer ocho plantas, ejercía el derecho que le otorga la Constitución Nacional a cultivar cannabis para uso personal.

Es bueno recordar que el cannabis es una planta medicinal con usos recreativos, acompaña al ser humano desde 5.000 años a la fecha y cuya utilización no ha causado una sola muerte en milenios, dado que no hay registro a nivel mundial que pudiera acreditar científicamente un hecho de ese tipo.

La despenalización de la cannabis es un reclamo fuerte en Argentina, donde 50.000 personas marcharon por las calles de Buenos Aires pidiendo una nueva ley de las llamadas drogas y no más presos por plantar ni por cultivar.

Las autoridades judiciales intervinientes presumen que con las ocho plantas de cannabis, Fernando Colombini, su nueva víctima en esta cacería al consumidor de cannabis, va “a elaborar estupefacientes”, un verdadero disparate y un prejuzgamiento del que se puede inferir que los funcionarios judiciales que decidieron injustamente privar de la libertad y encerrar en una comisaría al joven autocultivador –el juez y el fiscal-, no tienen la menor idea de qué es una planta de cannabis, ni tampoco el mínimo tacto para averiguarlo, antes de decidirse a firmar una orden de allanamiento a la vivienda de un trabajador y detenerlo, que está dentro de la ley en su accionar como autocultivador. Por eso Colombini ha recibido el apoyo de la Asociación Autocultivadores Cannábicos de Argentina A.A.C.A, que pide también su liberación inmediata y no más presos por cultivar sus derechos.

En Canadá el propio Estado dispone en farmacias cogollos bajo receta por su uso medicinal y otros países discuten esta posibilidad, como Uruguay y en EE.UU, donde la corriente prohibicionista está en franca retirada y varios estados cuentan con legislación que protege a los usuarios y otros se aprestan a discutir nuevas reglas en torno al tema que hace a la salud y a las libertades individuales inalienables en cualquier Estado de Derecho.

Porque cultivar cannabis es un derecho que tenemos todos los argentinos al amparo de la Constitución Nacional
Porque tenemos derecho a elegir nuestra propia medicina
Porque tenemos soberanía plena sobre nuestro cuerpo de acuerdo al artículo 19 de la Constitución Nacional
Porque hay fallos de la Corte Suprema de la Nación y de cámaras que custodian la libertad de los usuarios de sustancias como el cannabis

Por todo ello

La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de Azul exige a las autoridades judiciales y al fiscal interviniente, Dr. Alberto Sarramone, la libertad inmediata de Fernando Gustavo Colombi, preso en la comisaría de la ciudad de Saladillo y el cierre de la causa judicial, sin que le quede antecedente alguno a la víctima de este atropello, un joven trabajador que cultiva sus derechos.




APDH - Azul
Comisión Directiva

 

         
    Página inicial de la Delegación Azul    
         


Asamblea Permanente por los Derechos Humanos
Estatus Consultivo Especial ante el ECOSOC de la ONU - Organización acreditada en el registro de OSC de la OEA
Tel: (05411) 4372-8594 / 4373-0397, Fax: (05411) 4814-3714 - E-mail:
apdh@apdh-argentina.org.ar
Av. Callao 569, 3er Cuerpo, 1er Piso - (1022) Buenos Aires, Argentina