Estatus Consultivo Especial ante el ECOSOC de la ONU
Organización acreditada en el registro de OSC de la OEA


E-mail:
apdh@apdh-argentina.org.ar
Tel: (05411) 4372-8594 / 4373-0397, Fax: (05411) 4814-3714
Av. Callao 569, 3er Cuerpo, 1er Piso - (1022) Buenos Aires, Argentina
 

   
English
      

Secretaría del Voluntariado

    Miembros de la Secretaría   voluntariado@apdh-argentina.org.ar
             
 
   
 

Balance de lo realizado en el año 2005 y proyección al 2006


El concepto

Podría decirse, sencillamente, que se trató de la implementación de una campaña de captación de voluntarios, con dos cursos introductorios al quehacer del organismo. Sin embargo apuntó mas lejos y a realizar un aporte para una mayor organización.

En los comienzos la asamblea requirió de la trascendencia y prestigio de sus integrantes para la efectividad de su mensaje. Hoy la apdh puede, además, trascender por la calidad y alcance de su organización. Es decir transformarla para que la organización trascienda a sus integrantes y estos como consecuencia, perciban la eficacia de las acciones.

Por lo dicho, la idea es sostener con distintos métodos y en forma permanente, un mecanismo de ingreso y formación que asegure a quienes se acercan, una bienvenida digna. Con información sobre todo lo relativo a la cuestión de los derechos humanos por un lado y lo referente a la institución misma por el otro. Su estructura orgánica y el comportamiento adecuado en ella.

A la vez deberá servir a la institución de garantía, o como instancia que verifica algunos elementos esenciales en quién se acerca, para no sufrir tiempo después, una conducta por parte de alguno de sus miembros, no acorde al comportamiento que se espera en un organismo de derechos humanos, como asimismo por las características y perfil reconocidos en la asamblea en estos años.

Se persigue entonces el objetivo de proveer a la institución de un mecanismo que evolucione con el tiempo, de formación de cuadros propios que no contraste con el mecanismo establecido desde el inicio de ingreso “por invitación” a personas destacadas en el campo político, social o cultural sino que independientemente de ese aporte sustancial, sirva para garantizar los equipos necesarios para el abordaje de la política pública y sus efectos, con la complejidad que el sistema democrático y el nuevo siglo nos impone.

Este curso fue posible por el fuerte apoyo de la Comisión Directiva, la participación de los/as responsables de las comisiones, sus ideas y sugerencias y el valioso aporte del Lic. Luis Cicalesse que co-diseñó y condujo el curso con quién suscribe el presente Informe.


De la convocatoria

Este primer año, surgió de manera trabajosa y en algún momento polémica, por realizarse a través de agrupaciones universitarias en la UBA, con la natural condición de que su alcance fuera la totalidad de los estudiantes de cada facultad. Pero también es bueno subrayar que fue posible por la generosidad de aquellas agrupaciones que desinteresadamente colaboraron con la asamblea, cuando además no contábamos con los recursos económicos ni humanos para sostener en cada facultad carteles y volantes, ni días enteros dedicados a esa tediosa labor.

En adelante: Esta experiencia sirvió para generar un debate sustancial, como punto de partida que nos alienta en su mejoramiento (ya con más tiempo), para una metodología más cuidadosa. Constituyendo mecanismos institucionales para el año 2006, a través de las direcciones de las carreras, decanatos, consejos directivos u otra instancia similar. En síntesis; “meternos” en cada facultad nos asegura hoy mecanismos superadores para los próximos cursos.


Elementos de la formación y capacitación

A. El establecimiento de tres cuerpos teóricos dedicados a:

a. Nociones sobre derechos humanos, instancias para su defensa o denuncia de su violación y la cooperación internacional.
b. La ética de la participación en una organización de la sociedad civil, el sentido orgánico de la militancia y la historia del movimiento de Derechos Humanos en nuestro país.
c. Contexto político-económico-cultural internacional y nacional de las violaciones a los DDHH. Las consecuencias del modelo neoconservador.

B. Lectura previa de documentos recomendados (entre ellos los producidos en la APDH o por sus integrantes).

C. Reflexión de los temas a partir del análisis de la información propuesta y su vinculación con los temas tratados cotidianamente en la asamblea, de manera de provocar que se los analice con espíritu crítico y valoren sus propios razonamientos en el contexto preciso.

D. Contacto directo con integrantes de las comisiones que adelanta la gimnasia posterior en el seno de las mismas.

E. Percibieron el clima de debate respetuoso, plural y constructivo de la institución, el perfil de sus integrantes y directivos, de la institución misma, diferenciado naturalmente a la vez de otros organismos hermanos y el comportamiento orgánico deseado para el correcto desempeño en la asamblea.

F. Advirtieron el enriquecimiento de sus conocimientos académicos con el alcance de una visión como lo es la “óptica particular” que construye en nosotros mismos el conocimiento de los DD HH, su estudio, promoción y defensa.

G. El curso termina con un trabajo individual -a modo de devolución- respondiendo “a libro abierto” preguntas que convocan a una nueva mirada y análisis personal de la información discutida durante el curso.
En el interior: Estamos pensando en enviar digitalizados (Cd-rom) los documentos analizados en el curso y organigrama del mismo, para las delegaciones que deseen implementarlo, con las modificaciones que estimen convenientes.


Resultados

Como resultado de los cursos se sumaron veinte jóvenes en parte ya graduados/as a distintas comisiones proponiéndoles que lo hicieran en un máximo de dos si así lo deseaban y según detalle:

- Asuntos jurídicos: Cinco.
- Seguridad: Dos.
- Interior: Uno.
- Económicos y Sociales: Cinco.
- Educación: Uno.
- Mujer y sus derechos: Una.
- Relaciones Internacionales: Dos.

También se pudo conformar la Comisión de prensa, -conducida por el periodista Enrique Vázquez- con el aporte de Cinco integrantes del nuevo voluntariado


Proyección para el año 2006

Se propone para éste año, persistir con el sistema de cursos tratando de llegar a disciplinas donde aún no lo hemos hecho por distintos motivos, pero donde se establecieron contactos sustanciales. Ya no abordaremos facultades sino carreras específicas como: arte, trabajo social, arquitectura, medicina, comunicación, farmacia, agronomía, etc.

El mecanismo será a través de las direcciones de las carreras o cátedras y con cursos mas cortos pero específicos y moldeados para cada disciplina.

Asimismo se propone realizar estas convocatorias, a través de algunas organizaciones profesionales, de manera de llegar a los/as jóvenes graduados/as.

También se propone la constitución de grupos de estudio, en la inteligencia de homogeneizar la formación de los jóvenes integrantes que deben alcanzar una misma visión –por encima del conocimiento específico que aportan-, que garantice coherencia de las acciones de cada comisión que no deben convertirse en compartimientos estancos y diferenciados.
Se propone como método, el análisis de diversos documentos actuales, que supongan la idea pero también la necesaria formación permanente y crítica.

Estos grupos de estudio se desarrollarían cada quince días y por espacio de dos horas.
Advertencia: En términos de formación intelectual debemos propender a la sistematicidad de los mecanismos de abordaje de información a la vez que la articulación de distintos saberes y experiencias que consoliden criterios abiertos en la mirada de datos, opiniones o situaciones. Pero resulta vital el encuentro con el trabajo de campo, o por lo menos interactuar en forma permanente con los actores sociales según el caso, de manera de no perder la dimensión humana de la militancia en un organismo de derechos humanos. Cuando se debate una problemática se trata indudablemente de cómo se está afectando personas, cuya dignidad es siempre innegociable y su aporte desde el sentido común, decisorio en nuestra intervención.

En este sentido, se propone y a pesar de todo lo expuesto, no limitar a los ámbitos académicos y profesionales la convocatoria para estos cursos, sino extenderlos apropiadamente a los ámbitos barriales, de modo de contribuir a la construcción de sujetos capaces de imaginar y construir los cambios que consideren justos. Contribuir sustancialmente como organización, sin perder de vista que: Derechos Humanos bien puede ser y así lo decimos en ocasiones, un movimiento!

Última... En cuanto sea posible, deberíamos comenzar a instrumentar cursos específicos (con la metodología docente acorde) para estudiantes secundarios. Que no intente sumergirlos en los problemas cotidianos que enfrenta el organismo, sino para introducirlos a la visión particular que supone la conciencia en la esencialidad de los derechos humanos, la cultura de la paz y la no violencia activa. Con talleres, trabajos prácticos, monografías, etc. Se trataría de generar un espacio cuidado y diferenciado de “pre-militancia”.

Carlos M. Grela


 

    Página Inicial de la Secretaría  


Subir

         


Asamblea Permanente por los Derechos Humanos
Estatus Consultivo Especial ante el ECOSOC de la ONU - Organización acreditada en el registro de OSC de la OEA
Tel: (05411) 4372-8594 / 4373-0397, Fax: (05411) 4814-3714 - E-mail:
apdh@apdh-argentina.org.ar
Av. Callao 569, 3er Cuerpo, 1er Piso - (1022) Buenos Aires, Argentina